jueves, agosto 13, 2015

Pequeños grandes cambios

Me gustaría decir que no soy machista, que mis decisiones y acciones diarias fluyen naturalmente desde la equidad de género, que a veces no me sale algún improperio homofóbico, racista o de carácter deuteronómico.

Pero no puedo.


Colegio de hombres, limeño, universidad privada, tradición familiar católica; podría echarle la culpa a cualquiera y continuar con la inercia, pero en algún momento de mi vida asumí la responsabilidad y comencé a luchar conmigo mismo. Son tantos años que tal vez ya muchos no lo noten, pero no es algo natural en mí. Supongo que a muchos hombres les pasa lo mismo, no debo ser el único.

El secreto, como cuando te embarcas en la misión de dejar años de alcoholismo o cualquier otra adicción es "un paso a la vez". Ser consciente de las acciones diarias, de las caídas, de errores que podrían pasar como algo sin importancia, como una anécdota típica en esta ciudad, el guiño que pasa desapercibido en un mundo de tuertos.

Pero hay que dar la contra en ese tipo de pequeñas cosas "sin importancia". Esas pequeñas acciones son las que se convierten en agentes de cambio, son el catalizador que puede cambiar estructuras que, de verlas a diario, creemos eternas. Un ejemplo reciente de esos pequeños importantes cambios es FACEBOOK.

Sí, hubo un cambio importante en esta red social y tan pero tan pequeño que tal vez no lo viste. Sin embargo, es muy significativo. No, no es el cambio de logo. Son algunos íconos. Específicamente los de "Solicitud de Amistad"

Antes y después:



La silueta masculina estaba delante de la femenina: la línea del hombro cortaba a la mujer y esta era de menor tamaño. La mujer detrás del hombre, algo que nadie cuestionó nunca y que estaba ahí, todos los días. Tal vez nadie se dio cuenta, tal vez sí y bueno, como me dijeron hoy cuando comenté bastante emocionado sobre el cambio: "¿quién va a estar mirando ese ícono enano?".

Insisto, es un gran cambio.

Otro rediseño fue el de "Grupos", antes era la silueta dominante de un hombre y hoy es una mujer.




La impulsora de este cambio en los íconos es Caitlin Winner, manager de diseño de FACEBOOK quien no tuvo ninguna motivación proselitista, feminista, atea o antipatriarcal, simplemente vio que algo que ella tenía a cargo estaba replicando una situación que no necesariamente era la correcta. Que se estaba normalizando la visión de "el hombre siempre es el líder", "el primero", "quien está adelante" y simplemente hizo lo que estaba en sus manos. (Puedes leer la historia contada por la misma Caitlin en el blog de FACEBOOK.)



Tal vez nuestra generación no lo vea, ni siquiera tal vez la siguiente. Es posible que con mucho esfuerzo los hijos de nuestros hijos ya vivan en una sociedad más equitativa para hombres y mujeres, donde no se asuma que la mujer va detrás del hombre.

Mientras tanto, a algunos hombres (y a muchas mujeres criadas y educadas de la misma manera), solo nos queda luchar contra nosotros mismos.