lunes, agosto 31, 2015

Las lista de Ashley

Había una vez, un website al que hombres y mujeres matrimoniados podían huir cuando el tedio o simplemente la picazón curiosa surgían dentro de la relación.

Cuentan por ahí, que era el paraíso virtual del "todo contra todos", que nadie hacía preguntas porque todos tenían un vínculo civil en el mundo real y echarse una cana al aire estaba a un SEND de distancia.

Así fue por un tiempo y la gente fue feliz: las esposas no sospechaban, los esposos no tenían ni idea, pero sus parejas jugaban a dos cachetes, conociendo gente dispuesta gracias a esta página alcahuetera y dándole al truco hasta donde los créditos y el tiempo robado aguante.

Pero llegaron ellos, los que se mueven mejor en la virtualidad que en el mundo que habitan, y rompieron todos los sellos que ocultaban las identidades de los penderejillos. Preferencias sexuales, números de DNI, de tarjetas de crédito, nombres, direcciones, todo fue colgado en diferentes servidores a la vista de todo el mundo.

Suicidios. Depresiones. Divorcios. Para algunos la crisis china, los inmigrantes y todo lo demás se volvió la última prioridad. Hackers, periodistas, activistas, publicaron las listas negras de la vergüenza, donde aparecieron conspicuos y honorables ciudadanos defensores de la familia, el matrimonio y la religión.

Aquí lo vimos como una noticia marciana, lejana, "first world problem", hasta que llegó Chicharrón de Prensa y soltó la noticia como flecha: "oye, tenemos la lista de peruanos usuarios de esta página de infieles: Ashley Madison" ¿Creen que sea de interés nacional como para soltarla?"




 

No hay comentarios.: