miércoles, abril 03, 2019

El Guasón de Victor Hugo

Cada baraja esconde un Joker, suelen ser dos pero es el mismo personaje en cada juego. Representa al "bufón" y tiene, en el tarot, equivalencia con la carta de "El Loco". Ambivalente e impredecible, como el bufón en la corte, inimputable como los actos de quien no está en sus cabales. La trágica y oscura muerte de Heath Ledger, luego de su soberbia interpretación del Guasón en "El caballero de la noche" (Christopher Nolan, 2008), amalgamó personaje y actor en una especie de leyenda difícil de superar: el Guasón había muerto. Superar ese Joker se convirtió, en el mejor de los casos, en un reto imposible y para muchos en simplemente un sacrilegio. ¿Qué tanto la muerte del actor alimentó el peso del personaje? Ya no importa, como en el caso de todos los seres que devienen en iconos, los actos reales pasan a segundo plano. Así, con el viento en contra, zarpó Jared Leto montado en "Suicide Squad" (David Ayer, 2016) en un fastuoso y veloz naufragio. Difícil luchar contra fantasmas, pero aún más difícil reinterpretar un personaje con tantos matices, que camina al filo de la demencia, la violencia y la comicidad, ciclotímico en extremo, que nos hace reír y aterra al mismo tiempo, burlándose de nuestra sociedad y repudiándola en todos sus aspectos. Para muchos, el villano de carcajada paroxística tuvo su primera aparición en medios audiovisuales en el "Batman" de los 60s que servían recalentado en la televisión de los 80s e interpretado por un espectacular César Romero. En clave de humor y bailando "surf", su actuación fue reconocida aún para los puristas que odiaron la serie. Años después vino Jack Napier, interpretado por un alucinado Jack Nicholson en un papel que parecía escrito para él. Todas grandes interpretaciones, todas difíciles de superar. Sin embargo la construcción del personaje del Guasón o el Joker en el cine tiene un origen anterior. Muchos años antes aún que su aparición en el comic.
Julius Herska lleva al cine una adaptación de la novela de Victor Hugo, "El hombre que ríe" (1868). "Das grinsende Gesicht" presenta como protagonista a Gwynplaine (Franz Höbling), un hombre que sufrió una operación por orden del rey, como castigo a su rebelde padre, dotándolo de una sonrisa exagerada y perpetua. No encuentro fotograma alguno de esta película pero es importante pues sirvió como inspiración para el remake de 1928, a cargo de Paul Leni.


En esta obra maestra del expresionismo alemán, Conrad Veidt ("El gabinete del Dr. Caligari" y otras 117 películas más) representa un Gwynplaine atormentado por la imborrable sonrisa a la que ha sido condenado. La caracterización de este personaje fue fuente de inspiración para los dibujantes Jerry Robinson y Bob Kane para el diseño del Joker en 1940.

"Bill Finger y yo creamos el Joker. Bill era el escritor. Jerry Robinson vino a mí con una carta de juego del Joker. Y yo le dije, “se parece a Conrad Veidt ... ya sabes, el actor de “El hombre que ríe” ... Finger tenía un libro con una fotografía de Conrad Veidt, me la mostró y dijo: “Así es, aquí tenemos al Joker”.
150 años han pasado desde que el mayor representante del romanticismo francés escribiera "L´homme qui rit", una obra no muy considerada en su época. Sin embargo, Victor Hugo fue el creador del personaje condenado a la sonrisa perpetua, enfrentado a la imagen en el espejo que reía, a pesar del sufrimiento. Enfrentando a una sociedad que solo reía y que él solo quería evitar. El germen del sociópata contemporáneo ya empoderado, ya despojado del claroscuro alargado y expresionista, erigido como el villano que hoy conocemos.
"¿Quién soy? ¡Soy la miseria! Milores, tengo que hablaros..."
 
(El hombre que rie - Victor Hugo)



_____________________________________________________
Vean la película completa de 1928, de Paul Leni.


No confundan a Barkilphedro, el bufón, con un congresista de similar fisonomía y menesteres.
LA YAPA:

Este año el villano se llama Arthur Fleck (aparentemente un juego de palabras con el actor que interpreta a Batman: Ben Afleck) y es interpretado por el puertorriqueño, Joaquin Phoenix y dirigida por Todd Phillips. Una mirada al trailer y comprendemos que a veces, en vez de superar una montaña, es mejor buscar otro camino. Francamente impresionante.






Hay algunas teorías en el origen de este juego de palabras revelado por Kevin Smith en el tuit (Arthur Fleck y Ben Afleck) y una de ellas es que Arthur es mediohermano de Bruce Wayne. Hijo no reconocido de Thomas Wayne, de ahí el origen de su odio. No hay nada que respalde esta historia, pero nos encanta el chisme igual.

Podría ser un guiño interesante si pensamos en el personaje del Guasón o el Joker como un reflejo de espejo (a la inversa) de lo que es Bruce Wayne. No solo en las acciones sino en su propia identidad. Estoy seguro que ahondar en el perfil psicológico del "Caballero de la Noche" revelaría algunos evidentes problemas emocionales e infinidad de desequilibros o perturbaciones, pero es tema de otro post, un enajenado por vez, por favor.



1 comentario:

politicamentekorrecto dijo...

Buen articulo, y el trailer de la película mejor, "pensaba que mi vida era una tragedia, pero en realidad es una comedia".

Si les gustan los spoilers deben saber que el trailer tiene escenas de solo la primera parte de la película, es decir, hasta que comete su primer crimen y luego se lanza como alcalde de ghotam.