miércoles, octubre 26, 2005

Luciernaga

La luciérnaga es un insecto. Pero no se parece a los demás.

Otros insectos sienten la imperiosa necesidad de seguir la luz y en su alocada carrera hacia el sol se pasan el resto de sus días habitando lámparas.

Estos insectos, a diferencia de la luciérnaga, viven dentro de sus cárceles de cristal, en grupo, felices. Ahí inventan reuniones nocturnas para decirse el uno al otro que vivir así es lo mejor que les pudo haber sucedido. Que es hermoso poner huevitos debajo de las mesas y que sus hijitos, apenas nazcan, puedan acompañarlos a los grandes banquetes de luz en la exclusiva sociedad lamparil.

Es en esos banquetes en donde pierden las alas pugnando por el lugar más cercano al centro, donde hace más calor.

Esperan la noche, ignoran el día ocultándose sin saber que afuera se encuentra el verdadero lucero que buscan. Viven felices de su pequeño sol. Celebran juntos su suerte y la posición privilegiada que el destino y su sabiduría les otorgaron. Sonríen mientras se estrellan contra las paredes, mientras pierden las alas y se arrancan las patas, rodeándose de pedazos de cadáveres.

A la luciérnaga no le gusta el sol. No sabe lo que es una lámpara. No sabe lo que es el calor de la luz.

Tal vez lo intuye y huye de ella.

Tal vez conoce a otros insectos que habitan, a su lado, la noche. Aquellos que dicen conocer el secreto para encontrar la luz sin encerrarse en el cristal de una lámpara. Aquellos que reniegan de la buena suerte de sus hermanos que viven dentro de las casas. En el fondo los envidian y se justifican diciéndose mejores que ellos.

Cuando la luciérnaga los ve volar rápido, con sus cuerpos acerados, con sus alas ligeras y poderosas, secretamente piensa que es verdad: son mejores. Hasta que la atropellan. Hasta que los ve pasar, como bólidos, golpeándose entre ellos y embelezados por las luces nocturnas. Tal vez los ha visto estrellarse contra los autos, caer en los charcos que reflejan la luna, quemarse las alas con las hogueras.

La luciérnaga no se preocupa. Vuela tranquila y entre vuelo y revuelo sigue a la pequeña luz que la guía, sin creerse del todo que es sólo su propio reflejo.

14 comentarios:

djmaghim dijo...

yo nunca he visto una luciernaga :(

The First of the Gang to Die dijo...

otro post iso9001 lobo.
en estas latitudes boscosas las luciernagas toman por asalto las noches de primavera humedas y de verano sofocante, en tu propio jardin tienes un espectaculo realmente hermoso.
una noche, llegando a casa y abriendo la puerta senti un cosquilleo en el brazo derecho, por instinto me tire un manazo como para matar un mosquito, volteo y tenia a una luciernaga despanzurrada.
lo mas triste fue que su fluido (no es sangre) brillaba! la pobre estaba muerta y sus visceras seguian emanando luz.
me dio pena.

Rose dijo...

SIII aqui hay muchisimas luciernagas. Son alucinantes. La primera vez que las vi decia UYYY QUE BRILLA??? y me di cuenta que era una, pense en el hada "campanita" de Peter Pan :-).
Besitos

kalner dijo...

brillan!!!! brillan en la oscuridad, igual que los fumones de mi barrio

Miss Jones dijo...

yo diría que a veces se cansa de la luz.

MaTT dijo...

Un post sencillamente genial, 10/10.

MaTT

djmaghim dijo...

ROSE ,me hizo acordar el casette de pataclaun , donde se escucha : DALE LA VUELTA AL CASETTE CUANDO ESCUCHES A CAMPANITA ...en eso campanita jadeaba , ajjaja

repito , NUNCA HE VISTO UNA LUCIERNAGA :(

digler dijo...

q buen post

Dragón dijo...

lo único que se ven en la linda lima son hartas cucarachas volando por los parques

Isabella dijo...

Una vez vi unas, fue un espectáculo mágico, cierta noche en la ex-lagunita de Barranco. La luna brillaba sobre la lagunita y como era un invierno y había un poco de neblina, le daba todo un aura mágica, cuando las vi al otro lado de la orilla. Quise correr a seguirlas pero era niña en ese entonces y debí responder al jalón paterno que me dijo que no me alejara.

Quién sabe, tal vez hasta hubiera visto un unicornio...

Lobito dijo...

DJ: si estás aquí no la vas a ver nunca.

Gang: ¿no es su sangre pero brilla? o sea que puede ensuciarte de luz sin morir? Qué alucinante.

Rose: Cada vez más panza.

Kalner: y esos también vuelan.

Miss Jones: ¿podrá apagarse o estará condenada a la luz?

MaTT: Gracias.

Drogón: ya me acostumbré, cuando era chibolo, a ellas.

Ixa: ¿Qué ha sido de tu vida Isabellina?

kubi dijo...

Que bonit ese post

las luciernas.

las libelulas (kaballitos del diablo) con su insesante agitar de alas pareciera q carga mis penas,
como un pequeño elicoptero con capacidad de atravesar el universo.

kaballito del diablo
kien sera el diablo?
kien tendra tanta suerte??

en fin...

Rain dijo...

Luciérnagas...



Por identiquit mental, creo que eres como una.


...


Grax por el link. Ahora salgo y apenas vuelva, pongo el tuyo en el puerto.

:-)

Lobito dijo...

kubi: Las libélulas se quedan quietas en el aire como si de magia se tratara. Mágicas como la luz de las luciérnagas.

Vir&: Tú vuelas con luz propia, de hecho.