lunes, enero 04, 2016

Carta abierta a Nano



Estimado Nano Guerra. Quien te escribe debe ser uno de los pocos que te reconoce cuando te ve en televisión o cuando lee tu nombre en el anaquel de alguna librería. Cuando digo "de los pocos" no es porque seas el candidato desconocido, te aseguro que hay otros que se llevan los laureles y merecen compartir lugar junto al soldado del Morro Solar.
Yo veía tu programa... sí, soy un "emprendedor" de aquellos que te sintonizaba y leía tus artículos pero también soy comunicador y, así como me ayudaste con tus consejos, deseo regalarte desinteresadamente los míos:
Es muy probable que mis contactos te reconozcan, sin embargo (déjame recordarte), mis amigos y yo no representamos ni al 4% de la región, seguramente mucho menos del país. Y no veas eso como un problema, si lo utilizas con audacia se puede convertir en ventaja: porque comienzas la carrera ligero, sin el saco mojado de los grandazos que van punteros. No necesitas agregarte caretas ni aumentar el maquillaje. A pesar del partido por el que vas, puedes ser como eres y proponer cosas nuevas. Tomar distancia de las pintas, los volantes y de las portátiles, de los viejos trucos populistas, de los discuros vacíos y promesas imposibles. Porque Nano, al tener limpia la cara y vacía la tienda, puedes ser como el elector quisiera. Piensa en ti como un producto ¿te acuerdas que así decías?
Al terminar el año lanzaste un primer spot, de factura dudosa de la cual no me ocuparé, con la idea manida del bailecito popular y el colorinche. ¿cuál es la creatividad? ¿cuál el concepto? ¿qué pensaban lograr? hace 15 años que venimos viendo (aguantando) traqueteos sensoriales similares, desde el fallido avioncito fujimorista hasta el último hit que enterró a Heresi.
Fallido, Nano querido, fallido. ¿Te acuerdas cuando escribías sobre investigar qué hizo la competencia antes? Sí, lo hicieron (varias veces) y no les fue bien.
Sin embargo insististe. No sé si estaba dentro del paquete y ya no había forma de que te devolvieran la inversión, pero la cosa es que era preferible perder el dinero. Lo que acabo de ver, y el motivo del post, me hizo pensar tres cosas:
1. Nunca escribiste esos libros de márketing y ventas. Los mandaste a hacer y nunca los leíste.
2. Te han estafado: te ofrecieron una cosa e hicieron otra.
3. Hay otro negocio detrás y en realidad no quieres salir elegido.
En este spot, además de la música básica, una letra totalmente vacía y en un tono incómodo de escuchar ("derecha, izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda" - bis) reafirmaste el uso, con mayor atrevimiento y procacidad, de la violencia verbal.
Sí, ya sabemos que las palabras están en el diccionario, nos lo recordó tu asesor de campaña con una sonrisa tonta, como diciendo "los cogí", pero eso no las limpia de violencia. Violencia, querido Nano, que mucha gente desprecia, violencia que muchos esperamos se aleje de la política. ¿No te parece suficiente la que estamos viviendo? ¿Escuchaste alguna vez la palabra "narcopolítica"? ¿Alguien te ha contado de las conexiones del crimen organizado con muchos congresistas, autoridades regionales? (y no sigo ni soy específico para no ir preso o amanecer con una granada en la puerta de mi casa). Sin embargo a ti te hace gracia (o peor, crees que a la gente le hace gracia) la palabra violenta, la carajeada, la mandada a la mierda.
Seguro conoces a Julio Guzmán (¿no? te lo presento: es un candidato que está lanzándose a la presidencia, o sea tu competencia). No me gusta, sin embargo seguro hizo su focus y tiene cara de hacer la tarea. Lanzó un comercial medio tela, pero con un concepto interesante y posiblemente recogido de algún estudio de mercado (otra cosa de la que hablabas era importante de hacer antes de lanzarse al negocio, creo que no lo has olvidado ¿no?): "yo no hago bailecitos ni tengo muñequitos" ¿por qué era importante? porque Julio se quiere alejar del típico candidato que cree que los electores tenemos la capacidad mental máxima para completar un rompecabezas de tres piezas.
Apreciado Nano, no quería extenderme tanto, ya con lo dicho mis amigos me comenzarán a bulear por tomarme el tiempo de escribir a alguien que todavía no aparece en las encuestas, sin embargo alguna vez me diste un par de tips y siento que te debo, aunque sea uno: Nano, si me estás leyendo y tienes pensado un tercer spot del mismo corte, aborta la misión. No porque tu candidatura peligre, eso no lo cambia DJ Peligro o el break dance, sino porque hacer este tipo de propaganda política le hace bastante daño a nuestra complicada sociedad.
***********
UPDATE:
Lo volví a ver. Sí, soy un poco necio. Me sigo preguntando, Nano... ¿¿¿DÓNDE ESTÁN LAS PROPUESTAS???


6 comentarios:

Manuel Wiese dijo...

Siempre me pareció que era el Paulo Coehlo de los negocios y luego de esto pasará a ser el Yuca de la política

Luis Davelouis dijo...

Csm...

Luis Davelouis dijo...

Csm...

Juan Pablo Murillo Peña dijo...

Suscribo el comentario de Luis Davelouis

José Carlos Maguiña dijo...

Por eso, vete al carajo Nano.

Javi Ram dijo...

R.I.P