martes, septiembre 15, 2015

Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez (*)

FOTO REFERENCIAL (o sea, este no es)

Hay cosas que son invisibles, como las señales que dicen "prohibido estacionar". Si algo no te gusta, consíguete un letrero de esos, cuélgaselo encima y asunto arreglado, nadie lo va a ver. En eso pensaba ahora, luego de esperar que un somnoliento taxista tuviera a bien mover su polarizado deportivo de dos puertas, para poder salir de mi garage.

Antes de partir, con la amabilidad que caracteriza a nuestros transportistas y con una mezcla de chicle y baba, me soltó algo parecido a una mentada de madre. No estoy seguro, porque se mezcló con otra voz de tono y actitud similar, que se fue alejando junto a él: la de Phillip Butters en su programa de la mañana por Radio Capital.

Phillip pasó de comentarista deportivo a ser el preferido de señitos, taxistas y chóferes de combi en una. También se volvió abanderado de quienes son la masa emprendedora e informal. Aquellos que se sacan la mugre trabajando y no tienen tiempo de ahondar en las noticias o leer un periódico, sienten que se "enteran" de lo que sucede en el país gracias a su programa. Se identifican con el gritón que les dice que "su opinión importa", aunque nunca hayan formado una por falta de tiempo o de información relevante. Estrategia de comunicación, le dicen.


Nada más falso: el total de las opiniones no importan. Importan las que se sustentan en la verdad. Sí, es cierto que cualquiera puede opinar, pero de ahí decir que todas son importantes es simplemente un sofisma, algo que parece ser el modus operandi de este caballero. Eso y una matonería y antarantamiento heredados del periodismo futbolero, son la insignia del programa que estaba escuchando el taxista de lunas polarizadas y stickers deportivos mientras dormitaba en la puerta de mi garage.

Porque no hay lógica para convencer a un atarantador, te va a ganar siempre. Recuerdo cuando era chico y, por una historia larga, terminé en un colegio un poco complicado. Todos los días había pelea con el nuevo, o sea conmigo. Yo solo quería saber ¿qué había hecho para pelearme? y obviamente eso era síntoma de debilidad. Porque la lógica no funciona con los matones. Cuestionar la pelea es perderla y lamentablemente eso es lo que hizo hoy mi amigo Marco Sifuentes al tratar de conversar con Butters.

Butters sostiene que Marco es un "asalariado del gobierno" y un "mermelero" porque el Estado le pagó para algunas asesorías y talleres. Durante su intervención no dejaba de hacer la misma pregunta:"¿te pagó el Estado o no te pagó?" buscando, mediante una retórica lumpen, que Sifuentes acepte algo que era cierto (el Estado lo contrató) para envolverlo con el sofisma "dime quién te paga y te diré quién es tu jefe" (palabras textuales).




Según la lógica de Butters y su "escala de valores", un periodista no puede brindarle servicios de ningún tipo al Estado pues este se vuelve, de inmediato, en su jefe. Si continuamos con esa lógica, un poco elemental, si uno tiene un jefe pierde la voluntad, es decir que si Butters trabaja para el dueño de la radio, y este le dice "vamos a apoyar el matrimonio gay" este señor tendrá que utilizar el micrófono para desdecir todo lo que dijo en contra. 

Imaginemos por un momento que tiene razón: que un periodista, al brindar sus servicios profesionales al Estado, se convierte en un sicario del gobierno de turno. Ok, Marco fue contratado por Ollanta y Nadine para que embarre a todos mediante su blog y luego los defendiera de cuanto escándalo saliera. ¿Acaso no se notaría eso en la línea editorial del blog? ¿En las opiniones de Sifuentes? ¿Acaso no existirían temas tabú en Chicharrón de Prensa porque podríamos chocar con el contrato de Sifuentes?


Todo lo contrario, Útero.pe es uno de los portales independientes más críticos del gobierno: dio a luz PublitoBot, una cuenta de Twitter que, entre otras cosas, monitorea automáticamente tuits con publicidad estatal prohibida o Manolo, el buscador de lobistas, que muestra los registros oficiales de personas que visitan diversas instituciones del Estado.

Claro, le pagan para que los ataquen. Si, son los Humala, pero no son tan brutos.

Vayamos más allá. Si para Butters, en el Estado no se puede contar con asesoría profesional de periodistas (porque automáticamente serían descalificados o más bien calificados como "mermeleros" o "vendidos"), ¿quiénes se encargarían de hacer notas de prensa, de comunicar al público temas de interés nacional o cuestiones de Estado? ¿Un abogado? ¡Ni hablar! porque cómo el Estado va a contratar los servicios de un abogado! Si después vamos a decir que es un asalariado e inclinará la balanza de sus juicios, no para el lado de sus defendidos, si no para el Estado. Es imposible. Entonces deberíamos llamar a un ingeniero. ¡Menos! ¿Te imaginas cuando tengan que hacer algún proyecto? ¡Va a cambiar los planos a favor de Nadine! ¡Mejor llamen a un militar! ¿PERO ESTÁS TÚ LOCO? Ah.. perdón a los militares les paga el Estado. Ah y a los congresistas y a los Ministros, es cierto, a los jueces y a los fiscales y a los policías...

O sea... ¿puedes brindarle servicios al Estado y no perder independencia? ¡Claro que sí! Un profesional debería poder trabajar para el Estado y es un lujo contar con buenos profesionales en él. Ningún pago te convierte en zombie, a no ser que seas un corrupto y siendo corrupto no denerías ser policía, ni congresista, ni militar, menos abogado ni juez, ni fiscal, ni médico, nada. No tiene nada que ver con eso.


Más o menos es como pensar que si tu público oyente son transportistas públicos, y justamente uno de tus mayores auspiciadores es una importante importadora de vehículos de transporte urbano para el Callao, vas a tener opiniones en contra de una alcaldesa que quiso hacer una reforma de transporte ¿no? o que vas a apoyar a un alcalde que va a dejar que Lima siga con el transporte público como está.

Yo creo que sería pensar mal.




***** UPDATE *****

Ante la insistencia de algunos tuiteros, adjunto la lista de algunos de los más conocidos y reconocidos periodistas que han brindado sus servicios profesionales al Estado. Todo esto estaba en los links de arriba y pueden encontrarlo (y corroborar la info) en el site de Transparencia Económica.


FUENTE: PORTAL DEL MEF: Transparencia Económica
http://apps5.mineco.gob.pe/proveedor/



(*) Principio de Hanlon


14 comentarios:

CAESAR AVGVSTVS dijo...

Este fue los 2 minutos peor gastados de mi vida, al leer este pésimo artículo de un amiguis defendiendo lo indefendible de su argolla "mermelera"

Oscar Diaz dijo...

Más y más mermelada...

Eddy Gamarra dijo...

Un artículo con argumentos débiles, la amistad contamina lo que debiera ser una apreciación más crítica de este asunto. Hace mal el autor de esta nota al descalificar a Butters por venir del ambiente deportivo, apela al triste "argumentum ad hominem", lo que le hace flaco favor a su defensa. Como periodista Sifuentes tiene otro tipo de responsabilidades frente a la gente que lo sigue, no es lo mismo contratar a un ingeniero que contratar a una persona con cierto grado de influencia pública. Sifuentes se equivocó de cabo a rabo, le hicieron ver su error de una forma cruda, y le duele aceptarlo. Un periodista de investigación no cobra dinero de ningún gobierno, por muy mínimo que haya sido el servicio ya que siempre se prestará a suspicacias.

Omar Benitto Benavente dijo...

No pues Manray! Te me caíste compare. Es simple la cosa, no puedes defender lo indefendible. Esta bien que el gordo Butters sea un pitbull mercenario con micrófono, pero en este caso, su argumento tiene asidero. Siendo un periodista de investigación y por sobre todas las cosas "independiente" no puedes recibir ni un sol del estado pues. Y el ejemplo del ingeniero, del profesor, del contador o de lo que sea carece de argumento por que a diferencia de ellos, el periodista genera información y esta, si puede ser claramente influenciable y a su vez generadora de opinión. Así que defender a tu amigo esta bien, pero cuando el roche no sea tan obvio pues, estimado.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

El problema de la "lógica" Butters es que, no es lógica sino sofisma sacado de refrán barato ("dime quien te paga..."). Lo que Butters hizo fue la típica del matón de barrió sin dos dedos de frente que sólo ve negro y blanco. Señores, muchísimos periodistas, incluso de los que tenemos alta credibilidad como el mismísimo Cesar Hildebrandt, en algún momento ofrecieron servicios al Estado y eso no los convirtió en "mermeleros" (no necesariamente).

http://www.spaciolibre.pe/periodistas-contratos-estado/

O. Alex T. dijo...

El hecho mismo de entrar en argumentación sensata y lógica con Butters es como pretender meterte en una jaula de león de circo y decirle que no te haga nada, no te va a entender, seguira su instinto. Y asi es Phillip, su instinto es la "matonería", como bien dice Manray. El pendejerete del barrio, de la esquina, del estadio, así es el, y muchos han tenido problemas con este sujeto. Más allá de su brutal lógica, que pueda o no tener algo de razón, es su "modus operandi" el que cuestiono, gana el que grita más el grandazo, el vivaracho. Bueno no entre aquí por defender a Sifuentes, que dicho sea de paso me parece buen periodista, pero Butters no puede ir más allá de autoproclamarse el adalid de las señitos y taxistas, con el respeto que ellos se merecen.

Gino Palomino dijo...

Los amigos de Sifuentes escriben, argumentan y hablan de temas.
Los amigos de Cipriani paporretean, mezclan verdades con mentiras, las dicen a voz en cuello y quedan como los que "dicen las cosas claras".

Mario Cartagena dijo...

Son o se hacen? Es tan dificil distinguir lo que es gobierno de Estado? O sea si trabajo para una entidad publica no puedo opinar del estado y del gobierno? Y si trabajo para el sector privado me impide hablar del asunto me Quita autoridad ? Ya pues . Ya vieron la lista : Roxana Cueva , Jose Matiño, Monica Delta, Marta Mier cobrando por consultorias...
Vamos que La "lógica" mantequilla está haciendo metástasis.

iu dijo...

Defender a un amigo es muy noble en tiempos en que pocos sacan cara por algo que no sea el propio interés, pero la solución a esto es bastante sencila, explicar largo y claro en qué consistió el servicio y cuál es la forma en que se consiguió el contrato, con gusto se leería en el utero.pe

Mujer altamente sensible dijo...

El Señor Marco Sifuentes es ayayero del gobierno, se nota. Hay que estar ciego para no verlo, pero de allí a decir que esa pasión por defender al gobierno, sea por un pago bajo la mesa, lo pongo en duda, porque como hemos visto hay varios periodistas que cobran por consultorías.

Así que creo que el hecho de que a él, el gobierno le haya pagado por consultorías, no necesariamente explica su línea editorial en La Mula, aún cuando se le nota muchísimo su falta de imparcialidad, y objetividad para con este gobierno.

En el Derecho valen las evidencias, no las opiniones.

Susana San Román dijo...

Al leer los comentarios solo puedo pensar que tanta papa y arroz atrofia el cerebro y se notan los años de destrozo educacional que hasta hoy vive el Peru, la falta de pensamiento critico de varios es sorprendente y CON RAZÓN no solo estamos en rumbo a una crisis económica (porque se dedicaron a comerse la plata con el boom gastronómico) a una des-estabilización social porque a la gente no le da la gana de pensar por si misma, nadie esta defendiendo a nadie, porque no hay nada que defender, hablan como el atarantado de Butters, como si Ollanta Humala mismo hubiera contratado a Marco, EL ESTADO TIENE MILES DE RAMIFICACIONES INSTITUCIONALES QUE SOLICITAN SERVICIOS DE TODA ÍNDOLE...lo peor de todo que la gente no sabe ni como funcionan las instituciones del Estado!! YA NO HAY EDUCACIÓN CÍVICA EN LOS COLEGIOS???

gvillarreal dijo...

http://ojo.pe/metrolima/buses-a-gnv-cuidan-el-ambiente-137725/

Wewe dijo...

Pero al final lo querello o no