domingo, noviembre 11, 2007

Hoy habría cumplido 5 años

A veces creo que él, o algo superior, sabía que llegaba en una época difícil. Hay noches en las que quiero imaginar su rostro y no puedo. Hay una milésima de segundo cuando respondo la pregunta "¿Cuántos hijos tienes?" que tiene su nombre aunque no lo diga. Hay algo en las clínicas que me recuerdan las noches y los días más tristes de mi vida.

Noviembre dejó de ser sólo el cumpleaños de mamá, se convirtió en el eco eterno de esos días, de los médicos dándome opciones ¡cómo si uno pudiera elegir a quién salvarle la vida! ¡Como si uno pudiera vivir después de elegir la muerte de una esposa o un hijo!

Seis meses y medio no sonaba demasiado. Seis meses y medio y eras todo un niño ya. ¿Cómo olvidar al médico que mientras me daba la mano me decía que te fuiste? ¿Cómo olvidar a tu madre desangrarse en llanto y en sangre mientras le daban la noticia? ¿Cómo no recordar tu nombre cada noviembre de mi vida?

No hay nada que hacer, nada que pensar, no hay fotos que mirar, ni rostros que recordar. Sólo médicos, preguntas, respuestas, mi mamá aguantando mi llanto y la madre de mi Matteo pendiendo de un hilo durante días a punto de irse para siempre.

Noviembre, nadie sabe lo que significas para mí. Para ella eres un ángel y aunque yo no creo en ellos en ti sí, aunque nunca te haya visto, hijo mío.

12 comentarios:

Rose dijo...

q tristeza hermanito :( comparto tu dolor
rosa

Xuravet dijo...

Me has dejado sin palabras... y las lagrimas asomando a mis ojos
un abrazo solidario.

Laura Zaferson dijo...

Es lindo que no creas en angeles sino en Mateos... una ternura. :)

Anónimo dijo...

asu que fuerte fortaleza

Pilarcita dijo...

Lobito, un abrazo a la distancia.

9000 dijo...

Solo alguien que lo ha pasado sabe realmente el vacio que se siente y la impotencia de no poder hacer nada.
Yo tambien tengo mi angel y ten por seguro que esta jugando con Matteo .

Por algo pasan las cosas dicen...no hay que reclamar, no hay que preguntar por que paso.

Tu hijo_ porque lo sera siempre_ seguro cuida a su hermanita desde donde este.
Cuentale de cada dia que ya lo querias y de cuanto lo quieres y lo querras. Dios le pone pruebas a gente que puede soportarlas y aprender de ellas y construir a partir de un gran dolor, en este caso una perdida.

Ariam Ram dijo...

Hay días como hoy en que nada te saca del agujero negro. Sé de clínicas y "partos", algo sé.

Ese dolor tuyo se me ha clavado. Quizás no debí leerte. Hoy. Hoy no. Pero ahora sé que también, quizás formas parte de la misma materia.

En cualquier caso gracias, un placer descubrirte.

Miggy dijo...

no sé desde cuando no entraba a leerte...ha pasado muchísimo tiempo desde la última vez.... no sé si fue casualidad lo que me trajo hasta aquí...o quizá fue que al buscar en la barra del buscador encontré la dirección de tu blog y me pareció extraño porque no estaba grabado, entonces pinché sobre tu blog y entré....
Enorme fue mi sorpresa al encontrar lo que escribiste sobre Matteo... creo que nunca antes habías escrito sobre él... o quizás si ... lo cierto es que esta vez te lei y he leído la otra versión de lo que sucedió, y al referirme a la otra versión pues me refiero a lo que sentiste tu, yo lo he narrado en mi espacio, de la manera como lo recuerdo, de lo que senti, de lo que viví, pero leer todo lo que sucedió desde tu punto es diferente, pues olvidamos muchas veces que siempre hay alguien más en una historia.
Para mi, como ya lo dijiste, Matteo es un ángel y aunque no sé si los ángeles existan , para mi Matteo lo es... Cada año que pasa, aunque con el tiempo me aleje de su partida, lo recuerdo como si fuera ayer, es algo que no puedo olvidar, no tengo un rostro suyo, solo el recuerdo de sus latidos, de sus movimientos en mi vientre, de un llanto silencioso que se apagó aquel 11 de noviembre....

Ramiego dijo...

Conmovedor, definitivamente.

Obvio que no comprendo el real significado de un dolor así, pero de todos modos no puedo dejar de leer este post, sin sentir algo de pesar por lo que cuentas.

Cualquier palabra que agrege al respecto te sonará vacía, pues nada se compara a una pérdida como ésa. Simplemente que la vida continúa y que sigas adelante.

Ah... y te felicito por la continuidad en tu blog, algo que definitivamente he perdido la esperanza de alcanzar en el mío. Tal vez... algún día... quién sabe...

Atte

Mauricio

Rosa Matias dijo...

Me dejaste con lágrimas en el rostro. Una historia realmente conmovedora. Tu vida será guiada por el lindo Matteo y sólo porque tu crees en él. Fuerza amigo.

vidente dijo...

No sab�a que habias pasado por eso ..la vida es tan extra�a ,algunos venimos al mundo y otros se van sin nisiquiera salir a la luz ,algunos quieren vivir eternamente otros quieren morir ya ,al final todos nos iremos ,pues este es el dolor al que me refiero que aveces uno no entiende..los hijos ..son todo ..el dolor est� en todas partes pero hoy tienes una gran recompenza que es tu hija ..la luz de tus ojos .EL LA CUIDA ..LO SE

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.