sábado, abril 22, 2006

Niños y niñas ¡a masturbarse!

Es increíble lo que los seres humanos hemos hecho con algo tan bueno como el sexo. Lo hemos apartado, ocultado, ensuciado y hasta deshonrado en nombre de la moral, la religión y las "buenas costumbres".

Uno de los temas principales que debería tocarse (qué bueno el verbo para este tema) en las escuelas es que el cuerpo es bueno, que tooodas las partes sirven para algo y que el no usarlas al máximo de su potencial es el único y verdadero pecado.

Hay quienes se esfuerzan por convertir a los niños en futuros inválidos sexuales, con problemas que después ni ellos mismos entenderán.

No le dejo de dar razón a mi tío Marco Aurelio cuando se refiere al problema de la frigidez no como un problema de la mujer, sino de los hombres: "Dicen que hay mujeres frígidas, yo creo que más bien hay muchos hombres refrigeradores".

Es que el mal sexo es aprendido. Y el buen sexo se practica. Está en nuestro cuerpo, lo llevamos en los genes. Como toda capacidad humana se aprende jugando. Cuando al ser humano le dicen que hay que ponerse serio, dejar de jugar para aprender tal y cual cosa se fregó, no aprende nada. Memoriza.

El juego es básico y en el sexo el primer compañero de juegos que tenemos es uno mismo. Es natural que un niño o una niña se toquen. Para ellos no es sexo. Es algo "rico". Se tocan y punto. No tiene cargas negativas ni terribles.

Los padres tenemos la responsabilidad de ser quienes cargamos de culpas y taras el sexo de nuestros hijos, convirtiéndolos poco a poco en depravados, culposos, o en lo que llamo "inválidos sexuales.

Las cosas han cambiado mucho. Muchísimo. Si aún hay quienes le dicen a sus hijos que se quedarán ciegos si le dan al aparato o les piden que aplaudan cuando se encierran en el baño, imagínense que antes era mucho peor, sino miren este video "educativo" para padres de hace unas cuatro décadas.


Como diría Maritín: "horroooo-ooor!" ¡Pobres niños!

Menos mal las cosas están cambiando. La mala noticia es que la sociedad ya está dañada y nos costará mucho sanar. En algunos países uno puede pasear por la calle y entrar a un sexshop maravilloso, prístino, iluminado, divertido y creativo. Nadie se arruga porque uno entra y sale con su bolsita, feliz de la vida.

Pero aquí los sexshop son lugares oscuros, lumpen. Ubicados en galerías de dudosa reputación o puestos malolientes a los que se llega por un mini aviso en algún diario. Pequeñito, como pidiendo disculpas a los padres de familia.

Ojalá nuestros hijos vivan en una sociedad más abierta y puedan disfrutar de la vida sin ese "sexo sucio y mediocre" que los padres de nuestros padres supiero inculcar tan bien.

En lo personal con mi mamá nunca llegamos a hablar de sexo. No la culpo, una mujer sola y con un hijo que crecía, debe de haber sido difícil. Un día quiso contarme algo, pero ya era un poco grandecito. Y la situación fue cómica.

Pero algo aprendí... que como en todo hay que jugar. Jugar, crear, divertirse.

Como esta niña que aprendió que el celular sirve para mucho más que para hablar por teléfono (¿alguna vez tendremos un publicidad así en nuestras pantallas?)


"Aló, Lobita... hace rato que te llamo y no me contestas.... llámame pues, chau"

6 comentarios:

Harvey Dent dijo...

Que "paja" tu post. Si pe, los viejos nos cagaban la vida desde mocosos, pero a la larga uno termina aprendiendo solo, supongo que siempre fue asi, si no, como? Te imaginas a tu viejo enseñandote una pose que se le ocurrio en un momento de arrechura? Na que ver, eso se aprende solo.

El Ant0! dijo...

Lucido post, te recomiendo una vueltita por Beautiful Agony
Saludos

La Lobita dijo...

Ya te dije Lobito, no se habla de esto entre mujeres, ni entre amigas, menos entre hermanas...en fin, ya sabes lo que pienso, el pecado para mí es no masturbarse, y no lo contrario...

Beso cumpleañero!

;)

Laura Hammer dijo...

Muy acertado el post, prohibiendo el juego es donde empiezan las taras. El juego de conocerse uno mismo, es lo que da la libertad posterior de elegir que es lo que uno(a)quiere en el futuro, que espera,que debe buscar. No las sorpresas y frases como "asi lo hago yo, es mi forma", la masturbación va mas alla de algo anatómico, es el aprender a aceptarse y satisfacerse. Bueno no sigo, porque me pongo aburrida.

Bye.

vidente dijo...

Nunca me he masturbado ..es un tema extraño..lo hablo mucho con mis amigas y amigos pero mi madre jamás me habló de eso ,hasta ahora cuando me hablo de sexo me cambia de tema ..
Yo opino que deberíamos vivir en una sociedad mas libre que nos enseñen estas cosas para no acomplejarnos despúes ..no se porque a estas alturas del partido tienen que ser un tema "tabu" para muchos ,nuestra cerrada sociedad peruana.

Anónimo dijo...

uikroftjp, Xrumer Uleashed , KNxnWsI.